El cole cumple 85 años: un espacio para COnstruir memoria

¡Comparte!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Durante este curso escolar, en nuestro cole va a desarrollarse el proyecto colaborativo “Espacios CO-CO”, una iniciativa interdisciplinar sobre el uso y aprovechamiento de los espacios escolares como un recurso más para el desarrollo del  aprendizaje. “Queremos que nuestro colegio sea un espacio  para COnversar, para COnocerse, para COmpartir, un espacio  de COmpañeros y COmpañeras, un spacio CÓsmico… un espacio COtidiano  y CÓmodo. Ayúdanos a crear un espacio /CONFORTABLE/, un espacio donde la  escucha, el respeto y la buena COmunicación estén presentes en nuestro  día a día”, nos contaba el equipo directivo en su último email a las familias.

También queremos que nuestro cole sea un espacio para COnstruir memoria. Como decía el Premio Nobel José Saramago, hay que recuperarla, mantenerla y transmitirla, porque se empieza por el olvido y se termina en la indiferencia. Y nuestro cole, a sus 85 años de edad, tiene una historia ligada a los espacios escolares que merece ser recordada y en la que podemos inspirarnos toda la comunidad educativa para aprovechar al máximo esos recursos que son tanto el propio edificio como los valores que inspiraron su construcción.

Obras de construcción del Colegio Amador de los Ríos

El Amador de los Ríos se inauguró en abril de 1933 junto a otros siete grupos escolares diseñados y construidos por el arquitecto Antonio Flórez Urdapilleta bajo la supervisión del entonces Director de la Sección de Construcciones Escolares del Ayuntamiento de Madrid, Bernardo Giner de lo Ríos. Bernardo era sobrino de Francisco Giner de los Ríos, fundador de la Institución Libre de Enseñanza, un proyecto de renovación educativa, cultural y social que se desarrolló en España durante medio siglo hasta el comienzo de la guerra civil en 1936. Esta corriente renovadora convirtió a nuestro país en una de las democracias europeas más avanzadas de su época en materia educativa, científica y cultural. Bernardo Giner de los Ríos fue sin duda uno de las principales personas que materializaron y pusieron en práctica sus principios, impulsando la construcción de casi una treintena de grupos escolares en Madrid.

Familias participando en la actividad “COffe with flowers”

Entre los principios de la Educación Libre de Enseñanza se encontraba despertar el interés de su alumnado hacia una amplia cultura general y prepararlos para ser científicas, abogadas, maestros, médicos…, pero sobre todo para ser personas capaces de concebir un ideal de gobernar su propia vida. La CO-educación era un principio esencial del régimen escolar, ya que para ellos no existía fundamento de prohibir en la escuela que uno y otro género vivieran como en la familia y en la sociedad y acabar así con la inferioridad de la mujer. Se aspiraba a que el alumnado pudiera servirse de los libros como fuente principal de cultura; pero no empleaba los llamados “de texto”, ni las “lecciones de memoria”, por creer que todo ello contribuía a petrificar el espíritu y a mecanizar el trabajo de clase. La función del maestro y la maestra, consideraban, es despertar el interés vivo del niño y la niña. Además, la institución creía indispensable la cooperación entre familia y escuela.

Escaleras de uno de los pabellones

Si los muros de nuestro cole hablasen, nos contarían como todos esos principios irrumpieron en la vida cotidiana de aquellos niños y niñas madrileños que en los años treinta pusieron por primera vez en su vida un pie en la escuela. Si nuestros muros hablaran, nos dirían que aquella chavalada no distaba mucho en potencial y sueños de la que hoy, cada día, transita las escaleras de Antonio Flórez Urdapilleta. Nos recordarían que es una suerte que este bello edificio lleno de luz y diseñado y conceptualizado hace 85 años bajo parámetros tan innovadores, se siga repensando desde la colaboración para mejorar la experiencia de aprendizaje de nuestras hijas y de nuestros hijos. Nos invitarían a COnstruir memoria, para no olvidar, para no caer en la indiferencia.

Nos queda todo un curso de “Espacios CO-CO”, de COnversación, de COnocimiento, de COmunidad educativa. ¿COmenzamos?

El cole nos pide nuestra colaboración para crear un espacio COnfortable y con menos ruidos. Una buena oportunidad para reciclar pelotas usadas que como residuos son difíciles de gestionar. Al final de este vídeo, las instrucciones para ayudar:

EL COLE ES UN ESPACIO CONFORTABLE from amadordelosrios on Vimeo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *