Una línea menos, un paso adelante

¡Comparte!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

amador_de_los_rios_inauguracion1933. Biblioteca Nacional.Uno de los primeros objetivos de la II República fue desarrollar una legislación que garantizara una Escuela pública obligatoria, laica y mixta. El fin: educar a los niños atendiendo a su capacidad, su actitud y su vocación, no a su situación económica.

Fue el cimiento de todos aquellos colegios que se construyeron para poder desarrollar un proyecto educativo que fue referente de muchos países europeos. Y entre los 33 Colegios creados en Madrid, nació el Colegio Amador de los Ríos, que se inauguró el 14 de Abril de 1933.

81 años después, muchos de los colegios que se construyeron en aquella época han dejado de serlo, pasando a realizarse en ellos otro tipo de actividades, siendo absorbidos por otros, simplemente perdiendo su condición de públicos.

Con el pretexto de la crisis, se ha ido poco a poco desmantelando la Escuela pública. Ya no es una Ley que lucha contramarea por imponerse a la mayoría de la comunidad educativa. Son pequeñas acciones políticas que erosionan lentamente, discretamente, sin levantar tantas ampollas.

Una de estas pequeñas erosiones es la desaparición progresiva de líneas o clases dentro de los centros públicos, en detrimento de los concertados o privados, en los que nada de esto sucede.

En el Amador, el año pasado se comunicó el 4 de Septiembre la desaparición de dos clases o líneas, sin que el Colegio tuviera previamente noticia ni sospecha alguna de esta decisión. Luego la Consejería de Educación informó de que este defecto de forma y déficit de información respondía a un “error informático”.

Este año se ha producido otra irregularidad todavía más clamorosa. Se ha recortado una línea antes de publicar las plazas ofertadas. Las consecuencias predecibles: al no existir dichas plazas oficialmente, los posibles padres y madres de nuevos alumnos, no las reclaman.

Con estas medidas injustas se incumple sistemáticamente el Artículo 27 de la Constitución, punto 5, que expresa: “Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes”.

La excusa de la crisis ha servido para ir desmantelando la educación pública, redirigiéndola a otros centros, en un interés meramente económico y sectorial, convirtiendo a los alumnos en clientes.

Los padres y madres del Amador lucharemos para que el colegio cumpla otros 80 años más… …Una línea menos, un paso adelante.

 

Juan José Escudero y Sergio Catá (padres del Amador)

Imagen de archivo: El Presidente de la República, Don Niceto Alcalá Zamora en el acto de inauguración del Colegio Amador de los Ríos. Año 1933. Biblioteca Nacional

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *